Del camarero, como ser humano (2)

Cuello de botella (Diagrama)

Cuello de botella (Diagrama)

Continuamos con el curso “¿Queréis que el camarero os trate como nunca?

Personalmente, y supongo que mis compañeros estarán de acuerdo, me da exactamente igual en que tipo de vaso sirva una copa. Entiendo perfectamente la gente que se pide las copas en un vaso ancho (Léase copa de balón, vaso de sidra, vasos raros), yo también lo prefiero. Entra mucho hielo, y cabe el refresco entero. Con lo cual tarda más en aguarse. Además, mola la sensación de tener un vaso tan grande en la mano.

No creáis que nos molesta el hecho de que lo pidáis. Como si me lo pides en copa de champán, a mi plin. Lo que si puede molestar es que el 90 por ciento de la gente espera a que ya le hayas puesto la copa en vaso de tubo (lo normal), con su limoncito y tal, para pedírtela… “Ayy… ¿Me la puedes poner en vaso de sidra…? Ahí ya te hacen repetir prácticamente todo el proceso de puesta de copa, una pérdida de tiempo total… Así que, ya saben, el tipo de vaso se dice al pedir la copa. Ahorraremos tiempo y caras raras.

Otra forma defectuosa de pedir en la barra es cuando alguien te pide más de 4 copas y, una vez servidas, te pide que se las cobres por separado. A esto le llamo el efecto “cuarto de baño de señoras”.

El tiempo de espera en la cola de un lavabo de señoras es muy superior al de caballeros. Esto no es debido a la mayor complejidad del acto a la hora de ser realizado por las féminas. Se debe a que entran en grupos, pero una vez dentro actúan individualmente. Lo que provoca un serio retraso en la consecución de la actividad por parte del grupo.

En la barra es exactamente igual, al pedir en grupo pero luego pedir la cuenta fraccionada, consigues crear un “cuello de botella” en cobro, ya que cada individuo del grupo pagará consecutivamente (uno tras otro…) y cada cobro requerirá un viaje de ida y vuelta hasta la caja.

Lo conveniente en este caso, es el hacer cuentas antes de pedir las copas, y juntar todo el dinero para poder realizar la transacción en tan solo dos pasos. Y no en siete.

Señores/as, la vida es corta. No perdamos tiempo absurdamente.

Anuncios

~ por elcamarero en 28 enero 2009.

Una respuesta to “Del camarero, como ser humano (2)”

  1. Ni se la compliquemos al prójimo en la medida de lo posible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: